Viaggiare a Cuba — 01 luglio 2010
¿Quiénes somos los cubanos?

Highlights(ITA): Riceviamo e pubblichiamo con molto piacere l’articolo che ci ha inviato Yumary Roque Lima,  la nostra nuova collaboratrice che risiede e scrive da Cuba. Per tutti i nostri lettori,  da oggi una nuova sezione del sito completamente in spagnolo, ma soprattutto una TESTIMONIANZA REALE  ED AUTENTICA,  DIRETTAMENTE DA CUBA.

Highlights(ESP):Recibimos y publicamos con mucho placer el artículo que nos ha mandadoYumary Roque Lima , nuestra nueva colaboradora que reside y escribe de Cuba. Por todos nuestros lectores, desde hoy una nueva sección del sitio completamente en español, pero sobre todo una TESTIMONIO REAL Y AUTÉNTICA, DIRECTAMENTE DE CUBA.

Fonte foto: internet

Los cubanos salimos de una isla pequeña, a la cual tenemos el orgullo de llamarle la llave del golfo, nos hemos expandido por todo el planeta, tenemos todo tipo de profesiones, hacemos cualquier cosa, no mendigamos, trabajamos, incluso hasta quienes en Cuba no trabajaron, fuera de Cuba se convierten en “burros” trabajando. Nada nos detiene, ni el frio ni el calor.

Los cubanos sabemos sobre todo, cualquier pregunta que nos hagan somos los más preparados en el tema. En Cuba hasta los guapos ya saben de leyes incluso como aplicar incisiones, como treparse en los procedimientos, como aflojar y evitar sanciones, las prostitutas saben de economía, de urología y de medicamento, la burocracia de psicología para poder distender lo momentos y que aventura que se ha puesto la juventud, le da lo mismo Tokio, Barcelona que Moscú. Los artistas rezan para que lo censuren para hacerse famoso,  Los campeones añoran que le pregunten a quien le dedican su triunfo, hasta un alcohólico urbano hace un resumen de gran maestría: “De cada cual según su trabajo, y a cada cual según su picardía”.

Ningún obstáculo detiene nuestra laboriosidad beligerante si la oferta es digna. Cambiamos, pero sólo en la superficie. En cualquier país del mundo seguimos jugando la bolita (lotería Prohibida), peleando gallos a escondidas y enviando los hijos a la escuela privada.

Nos critica y envidian pero en el fondo nos admiran. Somos gallegos por el trabajo y judíos por la voluntad de sobrevivir, tenemos de “Congo y de carabalí” constituimos una legión empecinada que no se deja ignorar. Traemos nuestra música calurosa, el ruido de nuestros tambores, los frijoles negros y el bistec de cerdo con moros y cristianos.

Pero llevamos sobre todo la simpatía, la cordialidad y la laboriosidad. ¿Quiénes somos los cubanos? Podemos convertirnos en los cubanos del destierro, que se ha convertido en la única población mundial trasplantada que no han perdido su identidad. Los que admiraban a Cuba desde lejos como ejemplo supremo, los que veían a Cuba como un milagro étnico y cultural, donde todo parecía un relajo pero todo funcionaba bien, ya no tienen que ir a Cuba para conocerla! La pueden encontrar en cualquier esquinita del mundo. Esos somos los cubanos. Exagerados, fanfarrones, ruidosos, sí, pero también intensos, profundamente creadores y buenos amigos.

En las tierras prestadas del extranjero parecemos  llevar siempre en la frente la marca del sitio de dónde venimos. La enaltecemos y la honramos, porque además de en la frente llevamos a Cuba en el corazón. Pero hay algo en los cubanos, superiores a esa actividad profesional triunfante: su amor a la tierra que dejaron. Eso lo separa y lo define. Aún teniéndolo todo, si les falta Cuba, no tienen nada. Quizás por ello han hecho su Cuba allí en cada rincón donde estén.

Por eso, se nos mira bien, a veces parece que el cubano ríe, pero en realidad está llorando por dentro. Le nace el hijo, le crece, se le gradúa en la Universidad, pero el cubano suspira. ¡Ay, si estuviera en mi Cuba!.. Compra una casa, un auto, o una lancha y sigue suspirando.. ¡Ay!. ¡Si todo esto lo tuviera en Cuba!

De una manera misteriosa, que no puede definir hay un vínculo con aquello que tira de aquí hacia allá. Ahora que perdió a su país, sabe que no puede vivir sin Cuba, y la sueña de noche, y le agiganta los valores y la embellece y la idealiza, y se culpa de no haberla entendido mejor, y la recrea en sus cantos y bailes, y la revive en sus historias en sus costumbres y en sus comidas. ¿Por qué compran hoy los cubanos más libros cubanos que nunca? ¿Por qué tienen sus casas, sus negocios y sus oficinas llenas de palmas, de banderas, de escudos y de retratos de Fidel? ¿Por qué aunque sean ciudadanos de cualquier país del mundo SIGUEN SIENDO CUBANOS? ¿Por qué se reúnen en sus municipios formados en el exilio, borrando antiguos antagonismos de partido o clase? Porque el cubano sabe que lo único auténticamente suyo fue SU CUBA y que a ella quisiera el poder regresar. No les preocupa que le devuelvan la residencia o el negocio, si lo tenían. Lo único que desean es volver a su tierra. La casa donde nació está destruida, al pueblo se lo han puesto desconocido, la madre ha muerto. Pero no importa. El exiliado cubano quiere de todos modos ir a esa casa, a ese pueblo y a esa tumba.

La Patria empieza ahí. No hay un país en el mundo donde no haya cubanos, una cosa me llama la atención, es que mientras los mexicanos cruzan por millones las fronteras de su país, el cubano va a cualquier país planta sus raíces y prospera y así sucede a lo largo y ancho del mundo, es curioso.” Esos somos los cubanos.

 Abbonati Gratuitamente

Articoli Recenti

Condividi

Articolo scritto da:

Yumary

Yumary Roque Lima, ciudadana cubana, residente en Cuba. Amante de la música y la cultura cubana. Dedicada a entregar sus letras de cada día a la tierra que ha dado la identidad única de ser una cubana. Es Ingeniera Informática pero su mejor pasatiempo es escribir sobre todo lo que a su alrededor le inspira una buena crónica y una buena lectura.

(0) Readers Comments

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *